Visitar Malta en invierno. Itinerario de 6 días

by - enero 20, 2022

Malta es un país diminuto que su geolocalización le ha hecho ser muy importante políticamente y por ello muchos pueblos han pasado por él. Eso sí, vivir en un país sin agua dulce disponible y en el que su subsuelo es pura roca, pues digamos que lo hace complicado. Si a esto le unimos los veranos asfixiantes obtenemos otro de esos lugares que no se comprende por qué alguien vive ahí si no fuera por su situación estratégica entre Europa y África. Y es su historia y situación lo que, desde mi punto de vista, hace interesante a este país más allá de sus calas de aguas azules. En enero de 2022 tuve la posibilidad de visitarlo así que paso a contaros cosillas y a presentaros un itinerario de 6 días por las islas de Malta y Gozo.

Valleta desde Senglea
 

En esta entrada:


 

¿Merece la pena visitar Malta en invierno?

Rotundamente SÍ. Antes de visitar el país era algo reacio a ir a un país conocido por sus deportes marítimos y sus preciosas calas en temporada baja donde llueve y hace frío. Después de volver del mismo he de decir que me ha sorprendido gratamente. ¿Cuáles son las ventajas de visitarlo en invierno?
  • La primera y más importante que es temporada baja. Y esto lo que hace es reducir la cantidad de turistas a un mínimo. En 2019 (año sin pandemia) visitaron el país 2 millones 700 mil turistas. De estos, el 34% lo hizo en los meses de julio, agosto y septiembre. Los meses de enero, febrero y marzo tan solo el 15% de esos casi tres millones y me atrevería a decir que la mayoría se concentró en marzo. 
  • El transporte público es más que aceptable. Todos los recovecos de las islas de Malta y Gozo están comunicados por una red excepcional de autobuses urbanos, si bien los horarios cambian con respecto a verano, siguen siendo más que aceptables. Además en invierno no irán parando en todas las paradas por lo que algo de tiempo podrás ahorrar.
  • Los alquileres de coche están tirados (yo conseguí un coche pequeño por 8€/día) y se encuentra fácilmente sitio para aparcar. Esto es fundamental a la hora de decidirte a alquilar un coche en Malta. En verano las carreteras se masifican y los párkings se llenan, haciendo probables los atascos y la dificultad para aparcar.
  • Las entradas a lugares con visitas limitadas como el Hypogeum (del que hablaré más tarde) no se tienen que reservar con semanas, es posible encontrar entradas un día o dos antes.
  • Ver el mar embravecido, que sople el viento con fuerza o que el día esté gris mientras visitas las catacumbas de St Paul le dan otro toque diferente al país, que no es mejor ni peor, sino diferente, pero también muy disfrutable
  • El alojamiento fuera de Valleta está muy barato. Yo pude alojarme en un hotel de 4 estrellas  en habitación doble superior, con piscina climatizada incluida, por menos de 25€ la noche.
  • Las caminatas bordeando la costa están casi vacías y la temperatura es ideal para caminar (siempre que no llueva, claro)
Pero no todo son ventajas, también hay algunas desventajas:
  • La lluvia. La lluvia en invierno es la gran enemiga del viajero y en Malta en los meses de invierno son los meses en los que más llueve. De los 6 días que estuve por allí 1 día estuvo casi entero lloviendo a mares y una noche de otro día también. Según me comentaron los locales es raro que llueva varios días seguidos.
  • Las horas de luz. En enero tienes unas 10 horas de luz, amanece a las 7 y a las 17h ya es completamente de noche. Por lo que o madrugas o tendrás menos luz para visitar las cosas. Y conducir de noche por según qué carreteras pues no es lo más recomendable. 
  • No merece la pena visitar la isla de Comino y su lago azul. Quizás de los sitios más visitados de Malta. En invierno carece de sentido verlo porque lo que se disfruta es bañarse en él y salvo que ya sea finales de marzo y salga un día espléndido dudo que muchos se atrevan.
  • No es temporada de playas/calas. 
Con todo esto igual alguno no se convence de que Malta es un lugar visitable y disfrutable también en invierno, pero lo que sí estoy seguro es que en verano la disfrutabilidad baja en picado: la isla es muy pequeña y el calor es asfixiante. Probablemente un término medio (primavera/otoño) sea la mejor época para visitar esta roca en medio del mediterráneo.  
 

Consejos

Transporte

La isla es muy pequeña y los trayectos son cortos aunque se puede tardar tiempo si hay tráfico o si usas transporte público. Sin lugar a dudas recomiendo alquilar un coche por la facilidad para llegar a cualquier parte de la isla. Conducir por la izquierda tiene su aquel, pero en seguida te haces a ello (yo ya llevaba experiencia de conducir por Irlanda unos cuantos años). El transporte público es a base de autobuses (1.5€ el trayecto) y está bien comunicado con los principales puntos turísticos, pero hay paradas cada 500m que hacen que se pueda eternizar el trayecto si hay mucha gente. Pero sin duda es una alternativa si no quieres alquilar. También existen los coches de alquiler por horas y los taxis compartidos. Las carreteras principales están bien y hay trozos de dos carriles por sentido y velocidad máxima de 80, pero por lo general es a 60 km/h. Las carreteras secundarias ya no están tan bien (con algún socavón que otro) y sobre todo cuidado por la noche ya que en muchas apenas se ve la pintura.

¿Dónde alojarte?

Nosotros decidimos alojarnos en Valleta por ser la capital y por estar bien situada pero sí es cierto que los precios son excesivos en la misma. Nosotros conseguimos encontrar algo aceptable, pero si no habríamos optado por otro sitio. Las zonas de Sliema, Gzira y St Julians son las que más opciones de alojamiento tienen, así como muchos servicios de hostelería. Yo me alojé también en Mellieħa por la cercanía al ferry hacia Gozo. Es otro pueblo con bastantes opciones de alojamiento y hostelería pero está alejada de todo el resto de la isla.

Gastronomía

Me esperaba encontar una mayoría de pubs británicos y fish and chips, pero no más lejos de la realidad. Hay mucho restaurante italiano bastante rico y por supuesto maltés. De la cocina maltesa destaca el conejo (al ajillo o en estofado) y la Ftira, un bocadillo con forma de rosco que son baratos y la verdad que muy ricos.  

Planificación-consejos generales

Al ir en invierno quizás no deberías llevar el itinerario cerrado ya que la lluvia te puede cancelar los planes. Echa un ojo a las previsiones y si va a llover aprovecha para visitar lugares cerrados y museos. Eso sí, ten en cuenta que hay algunos días que los museos y algunos templos cierran al público (muchos de ellos los jueves) así que organízate también en base a eso. El idioma de Malta es el maltés y es el que van a hablar entre ellos pero el inglés es idioma co-oficial y todo el mundo lo habla, así que si te apañas con el inglés no vas a tener ningún problema. La policía maltesa es muy estricta y no se anda con chiquitas, si te ponen la multa págala ya que si discutes con ellos puede ser que incluso aumenten la multa. A enero de 2022 la mascarilla era obligatoria por la calle y si te pillaban sin ella eran 100€, así que poca broma. 


Valleta by night

Itinerario 6 días (5 noches)

Este es el itinerario que yo hice y que fui cuadrando por temas de tiempo (días de lluvia), compañía (una amiga se apuntó al viaje y solo iba a estar 3 días) y tema de alquiler de coche (el coche lo cogimos al llegar en el vuelo a mediodía y mejor devolverlo a la misma hora para no tener que pagar otro día). No me dejé mucho en el tintero y podéis ver el viaje día a día en mis highlights de instagram (y aquí la segunda parte). Las tres primeras noches las habíamos reservado en Valleta, las dos últimas las reservé en Mellieħa.

Día 1. Dingli Cliffs-Valleta

Nuestro vuelo llegaba a poco antes de las 14h. Lo primero que hicimos fue ir a por el coche de alquiler y luego pasar por los Dingli Cliffs antes de ir a Valleta. Los acantilados de Dingli son bonitos y quizás merecen más tiempo del que estuvimos, pero habiendo visitado mil veces los acantilados de Moher en Irlanda pues no me impresionaron para nada. Eso sí, es un buen lugar para hacer pequeñas caminatas por la zona. En Valleta no pueden entrar los coches sin permiso por lo que mi recomendación es aparcar en Floriana (a 5min andando de la entrada a Valleta) que además pudimos sin problemas y sin tener que pagar ni un euro. Valleta superó todas mis expectativas, es una ciudad preciosa con una entrada impresionante cruzando un foso gigantesco. Sin duda un lugar que merece la pena visitar durante al menos un día entero. En esa tarde y noche nos dio tiempo a perdernos por algunas de sus preciosas calles y a ver la infinidad de iglesias. Ya remataríamos los días venideros. 

Dingli Cliffs



Día 2. Marsaxlokk-Península de Delimara-Las Tres Ciudades-Valleta

Marsaxlokk es un pueblo pesquero al sureste de la isla que sin lugar a dudas bien merece una visita. Es un pueblo pequeño, muy cuqui, pero lo más llamativo son los cientos de barcos pesqueros de colores que salpican su bahía. Sentarse en uno de sus bancos o sus terrazas disfrutando del sol con esas vistas no tiene precio. También es un lugar idóneo para comer pescado fresco y para comprar en su mercadillo, mercadillo que los domingos triplica en volumen de puestos.
 
Marsaxlokk
 
La península de Delimara es un pequeño cabo con muchos lugares para caminar y visitar. Hay un fuerte y un faro (kalanka) desde los que se ve las vistas de la bahía de Marsaxlokk, pero también la horripilante estación de electricidad y el puerto comercial.  También está la bahía de Il-Ħofra ż-Żgħira, una preciosidad de bahía con aguas azul turquesa y de difícil acceso. Al otro lado de la bahía está la turística St Peter's Pool, que no es sino un acceso al mar rodeado de roca que hace que parezca una piscina. El lugar es muy bonito y sus aguas cristalinas invitan al baño, de hecho algunos valientes se estaban bañando.
 
 
St Peter's Pool


Las tres ciudades de Malta se les llama a las antiguas ciudades de Birgu, Senglea y Copiscua. Birgu (o Vittoriosa como se la bautizó después) es una ciudad amurallada antigua, data del siglo XVI y fue la primera ciudad donde se asentaron los caballeros de la orden de San Juan. Birgu es otra ciudad por la que perderse entre sus callejuelas y disfrutar de las vistas de la vecina Senglea desde su paseo marítimo. Si tienes que elegir qué ciudad visitar de las tres sin lugar a dudas Birgu. Copiscua queda entre las ciudades de Senglea y Birgu y es la más grande, aunque quizás la que menos cosas reseñables (las fortificaciones y poco más). Senglea se encuentra en frente de Birgu y también está fortificada y tiene un precioso paseo marítimo. Sus callejuelas empinadas del interior son bonitas, pero no a la altura de las de Birgu. Eso sí, las vistas de Valleta desde la Guardiola son algo que no te puedes perder.
 
Birgu (dcha) y Senglea (izqda)

 
Vuelta en Valleta hicimos un free-tour en español con el guía oficial Jorge Vicioso y la verdad que salimos muy contentos. Os dejo por aquí su página web que es bastante interesante. Tiene muchos consejos por si quieres ir a vivir allí o a las famosas academias de inglés. Él es un leonés que lleva viviendo unos cuantos años en el país, así que no dudéis en contactarle para temas de consejos u organizar algún tour privado con él como guía (su tfno es: +35 677471344). Esa tarde visitamos los jardines Barakka con sus magníficas vistas de Senglea y la bahía desde donde vimos el famoso cañonazo (todos los días a las 12 y a las 16h).
 
Las tres ciudades desde Valleta

 

Día 3. Mosta - Popeye Village - Mdina - Rabat - Valleta

El día comenzó lluvioso y gracias a que en el alojamiento nos dejaron un paraguas pudimos salvar el no calarnos para llegar al coche. Fuimos hasta Mosta para visitar su impresionante iglesia de nuestra señora de la asunción, la Rotunda. Tiene una cúpula impresionante basada en el Panteón de Roma, con lo que la hace una visita obligada (2€ entrada). Además tiene la peculiaridad de que durante la segunda guerra mundial fue bombardeada y una de las bombas entró pero no explotó, aun conservan la bomba que se puede ver. Con la entrada te ponen un video y puedes visitar la bomba.
 
Rotunda Mosta

 
Nuestra siguiente visita fue a la punta norte de la isla de Malta, al pueblo de Popeye. Un set realizado para el musical de 1980. Ahora es un parque temático y se puede visitar. Nosotros no lo hicimos porque estaba cayendo la del pulpo, nos conformamos con las maravillosas vistas desde el otro lado. De ahí nos dirigimos a la antigua capital de la isla: Mdina. Fortificación situada en el centro de la misma en lo alto de una colina. Sin duda un placer para la vista. Al cruzar una de las puertas de entrada pareces haber saltado en el tiempo y el día oscuro y la poca gente que nos cruzamos lo hicieron quizás más intenso. Tiene todo lo que te puedes esperar de una ciudadela medieval. Es muy pequeñita así que no te llevará mucho tiempo visitarla. Al otro lado de Mdina tenemos Rabat, también bastante bonita pero que quizás lo más visitado de la misma sean las catacumbas de St Paul. La entrada son 6€ y te permite visitar alrededor de 30 catacumbas. La verdad que es impresionante que haya tantas catacumbas y alguna de ellas bastante grande, pero llega un momento que te cansas de bajar y subir y es que cuando has visto media docena te van a parecer todas iguales. Eso sí, en mi opinión merece la pena la visita.

Popeye Village

Mdina

Día 4. Itinerario en la isla de Gozo

Aprovechando que el día parecía que no iba salir lluvioso decidí coger el ferry que en unos 25min me llevaría hasta la otra isla habitada de Malta, la isla de Gozo. El ferry se paga a la vuelta y son 15.70€ coche+conductor, para las personas sin coche son 4.65€. Puedes comprobar los precios y horarios en esta web.  Mi itinerario quedó tal que así:
  1. Mirador de Qala (Bellevedere). Con unas vistas maravillosas de la bahía, de Comino y Malta al fondo.
  2. Ramla Beach. La playa más bonita de todo el país sin lugar a dudas. Tienes varias caminatas por la zona si tienes tiempo. Merece mucho la pena.
  3. Xaghra. Un pueblito cuqui con una iglesia y un molino. Sin más. Parada obligatoria porque se encuentra el siguiente punto.
  4. Templos de Ġgantija.  Templos megalíticos entre el 3600 y 3200 AC. La entrada no es barata: 10€. Incluye la visita a un centro de interpretación. Los templos no se encuentran muy bien conservados, pero su localización e importancia histórica creo que hacen una visita que merece la pena
    Ramla Beach

  5. Salinas de Marsalforn. Una zona costera muy larga plagada de salinas, se encuentra a la salida del pueblo de Marsalforn. Un lugar para pasear y disfrutar de ese paisaje tan extraño.
  6. Wied il-Għasri. Cerca de las salinas se encuentra este lugar (poco sitio para aparcar, mejor dejarlo en las salinas e ir caminando si hay coches). Se trata de un pequeño "cañón" con agua de mar de color turquesa. Como el día estaba bravo se veía al mar chocar una y otra vez.
  7. Santuario de Ta' Pinu. Una imponente iglesia en medio de la nada. Entrar es gratis. Pero lo bonito son las vistas de la misma y de la zona. Otro lugar a no perderse.
  8. Antigua Azure Window. Pese a que ya no está en pie, una caminata por esta zona y por estos acantilados sí merece la pena. Mucho más bonitos que los Dingli y caminos más disfrutables. (Flo Azure Window en google maps).
    Antigua Azure Window


  9. Dwejra Bay. No tuve mucho tiempo ya que se estaba echando la tarde e iba con hambre. Es bonita, pero quizás me gustó más las vistas desde el punto anterior.
  10. Victoria. La capital de la isla y la ciudad más importante de la misma. Sin duda superó todas mis expectativas. No había casi turistas, calles vacías y rincones muy bonitos. Es pequeñita pero no hay que perdérsela.
  11. La Ciudadela. Sin duda la joya de la isla. Aunque esté totalmente reconstruida, las vistas de absolutamente toda la isla es algo muy difícil de encontrar. Pasear por las murallas y ver cada rincón de Gozo desde lo alto merece la pena y más. 
  12. Xlendi. Dudé en si ir a este lugar o a Sanap para ver el atardecer y creo que me confundí en la elección. Xlendi es un pueblo turístico a pie de mar bastante feúcho. Lo único que le salva es la caminata por la roca pegada al mar que te lleva a una cuevecilla y a unas vistas bien bonitas. 
  13. Mgarr. Es el lugar donde se coge el ferry de vuelta (y donde te deja). Las vistas de la bahía y del pueblo desde el ferry son bastante bonitas.

 

Una de las vistas desde la Ciudadela

Día 5. Mit Anele Bay-Għajn Tuffieħa-Blue Grotto-Hypogeum-Gzira-Monoel-Mellieħa

Como la mañana había salido soleada me dirijo a dar una caminata por la bahía Mit Anele. Y la verdad que me gustó bastante la zona para caminar. Unas nubes que anunciaban tormenta hicieron que me apresurara a volver y no pude hacer la caminata hasta ver Għajn Tuffieħa así que me acerqué en coche. Esta playa (Għajn Tuffieħa) es la más bonita de la isla de Malta sin lugar a dudas, se asemeja a Ramla beach pero mucho más pequeñita. Pude dar un paseo por la zona hasta que el tiempo se me echó encima así que vuelta al coche rumbo a la famosa Blue Grotto. Otro punto que íbamos a visitar a nuestra llegada pero una llamada del alojamiento de Valleta nos hizo saltarnos. Se trata de una gruta bonita en un saliente al mar con colores turquesas del agua. Bastate chulo, la verdad. Con tiempo y buen tiempo existe la opción de coger un barquito que te lleve hasta allí. Yo con el mirador me conformé.
 
Għajn Tuffieħa

Blue Grotto

 
 Mi siguiente parada fue algo que no tenía planeado: El Hypogeum de Ħal Saflieni. Tiene acceso limitado de turistas (máx 10 cada hora) y no sabía que se encontraba abierto. El precio de la entrada además te echa bastante para atrás (35€) pero tras haberlo visitado sin duda es el complejo neolítico a visitar del país y te puedes ahorrar la entrada a los otros complejos (Ggantija, Tarxien, Ħagar Qim, etc.) si no eres apasionado de la prehistoria. La parte más antigua de este templo data de cerca del 4000 aC. Tiene tres niveles de profundidad, se visita con audioguía en varios idiomas, con una sala audiovisual al principio de la visita y luego un paseo por el complejo. Es bastante impresionante y lo bien conservado que está. No te dejan meter ni móvil ni cámara por lo que echad un ojo por internet. Aún así, la experiencia de estar ahí es bastante única. Pese a ser una entrada cara a mi me mereció la pena (aunque algo en torno a los 20€ habría sido más adecuado en mi opinión). Gzira se encuentra al otro lado de la bahía de Valleta. La ciudad en sí no es nada atractiva más que por la oferta de alojamiento y hostelería. Yo me acerqué para visitar la isla de Manoel. Es una pena que este islote, conectado por un puente con Gzira, no esté bien conservado. Es más, está prácticamente abandonado. Los edificios que tiene y la fortificación cerrados por riesgo de derrumbe. Eso sí, las vistas de Valleta son dignas del paseo. Y ese aire de abandono pues le da otro aura al islote que también tiene su atractivo.

Vistas de Valleta desde Manoel


Día 6. Mellieħa-Península de Marfa-Valleta

Mellieħa se encuentra al norte de la isla de Malta y es un pueblo con mucha hostelería por su cercanía a la salida del ferry. El pueblo en sí merece la pena una visita. Con una imponente iglesia en lo alto que tiene unas vistas envidiables de la bahía. Además se pueden visitar los refugios antiaéreos de la segunda guerra mundial (2.4€). Al estar yo solo en unos túneles larguísimos de roca excavada y parcialmente iluminados la experiencia fue completa, me llego a cruzar a alguien y se me salta el corazón. Cosa que me pasó al pasar por una habitación en la que hay representaciones con muñecos bastante tétricos, la verdad. Aun así, me gustó mucho esta visita.
 
Mellieħa


La península de Marfa tiene infinidad de campings y rutas para caminar. Hay zonas que son bastante bonitas pero poco accesibles. Sin duda me quedo con dos cosas de la misma. La primera es el Coral Lagoon, en la punta más septentrional de la misma. Se trata de un cabo de coral con una cueva en la que penetra el mar. Y la segunda al otro lado de la carretera principal pasada la torre roja, el Bench o banco de granito pulido con unas vistas maravillosas. 
 
Vistas desde el "bench"
 
Después de devolver el coche en el aeropuerto me fui para Valleta a terminar de ver la bella capital. Pagué los 15€ de entrada para ver la impresionante co-catedral de St John que sin duda merece la pena, ya no por lo recargada y diferente que es de cualquier otra iglesia que haya visitado, sino también porque alberga dos preciosas obras de arte de Caravaggio: la decapitación de San Juan Bautista y San Jerónimo escribiendo. Con la entrada te incluye una audioguía que te va explicando todos los detalles de cada capilla (quizás demasiado pesado) y hay un pequeño corto sobre Caravaggio que también está incluido en la entrada. También me di un paseo por la parte sur de la capital, cruzar la puerta Victoria llegando hasta el bonito Quarry Wharf y el moderno waterfront donde desembarcan los cruceros.
 
Quarry Wharf en Valleta

 

Resumen Itinerario

El itinerario día a día es el siguiente:
  1. Dingli Cliffs-Valleta
  2. Marsaxlokk-Península Delimara-Las Tres Ciudades-Valleta
  3. Mosta-Popeye-Village-Rabat-Mdina-Valleta
  4. Isla de Gozo
  5. Mit Anele Bay-Għajn Tuffieħa-Blue Grotto-Hypogeum-Gzira-Monoel-Mellieħa
  6. Mellieħa-Península de Marfa 
También tengo un Reel en el que puedes ver un resumen visual del itinerario:


Por supuesto que este itinerario no es que sea el mejor ni el único, sino uno más que se adaptó a este reciente viaje. Sí hay lugares que se quedaron en el tintero, pero sinceramente creo que lo más importante del país si lo visité. Así que nada, espero que os ayude y os sirva para que os anime a visitar este pequeño país rocoso. Además, aun no se sabe si los contratos con las compañías de bajo coste van a ser renovados ya que tienen problemas de abastecimiento de electricidad para todos los turistas que llegan. ¡Aprovechad antes de que esto cambie! Y ya sabéis que los comentarios están abiertos para cualquier duda o comentario.

You May Also Like

0 comments