Dublín: mi segundo hogar. Mis recomendaciones

by - marzo 17, 2022

Se me hace difícil escribir sobre uno de los lugares en los que he vivido 5 años de mi vida y en el que he pasado grandes y divertidos momentos (también malos, pero no estamos aquí para hablar de penas). Pero hoy es San Patricio y no se me ha ocurrido celebrarlo de mejor manera que llamar a los recuerdos de mi vida allí. En esta entrada quiero recopilar mis recomendaciones personales de qué ver y hacer cuando decidas visitar Dublín. Vamos a ello...
 
Dublin by night
En esta entrada: 
Dublín: una capital atípica

 


Dublín: una capital atípica

Dublín, o Baile Átha Cliath en irlandés, es una ciudad de algo menos de 600 mil habitantes (en un país que no llega a los 5 millones). Pero teniendo en cuenta la población del condado de Dublín estas cifras se doblan hasta suponer el 28% de la población del país. La ciudad está dividida en dos zonas por el río Liffey: la norte y la sur. Y esta división se traslada también a los códigos postales, donde los pares corresponden a distritos del sur y los impares a distritos del norte. Al estar dividida en dos podemos decir que también tiene dos centros. El centro antiguo, histórico digamos, se encuentra al sur en las cercanías del Trinity College y a lo largo de la famosa calle peatonal de Grafton. Y luego tenemos el centro más moderno, ese que se localiza rápido gracias al Spire, un pincho de metal de 121 metros en medio de la calle O'Connell y al lado de uno de los edificios más icónicos de la ciudad: La oficina de correos (Post Office).
Si ya esta "división de centros" no hiciera a la capital suficientemente atípica tenemos luego que la extensión de cada una de estas zonas es bastante pequeña. Recuerdan más a centros de ciudades pequeñas que a los de una capital. También a añadir a estas rarezas de capital son las alturas de los edificios, que salvo contadas excepciones, no vemos pisos de más de 5-6 alturas.

Qué ver y hacer en Dublín Sur

Los barrios al sur del río Liffey tienen la mayoría de los atractivos de Dublín. Os comento por barrios qué podéis hacer en cada uno de ellos.
 

Zona centro

Podemos empezar por las dos catedrales: la bonita Christchurch y la icónica catedral de San Patricio. En las dos se cobra entrada para la visita. Yo solo entré en la primera y no está mal, pero tampoco es algo que vea indispensable. Al lado de Christchurch tenemos Dublinia, un museo donde te explican el pasado vikingo de la ciudad. Yo diría que está más enfocado a público familiar, pero si está jarreando fuera pues no es una mala opción. Si nos fijamos por las aceras alrededor de Christchurch veremos que hay una especie de bajorelieves en el suelo que representan cosas de la vida vikinga, como las paredes de una casa u objetos cotidianos. En el edificio al norte de la catedral (que es el city council) se encontraron ruinas de este periodo vikingo, pero decidieron que un edificio gubernamental era mejor que presevarlos.
 
Dublinia y Christchurch

Si bajamos por Lord Edward St, que más tarde se convierte en Dame St, la arteria de esta zona, vamos a llegar a los lugares más emblemáticos como el castillo de Dublín al sur de la calle o la famosa zona de Temple Bar al norte de la misma. Ambas imprescindibles en un tu visita a la ciudad. De la primera no esperes un castillo con almenas y torres, sino un palacio y un jardín y de la segunda cuida tu bolsillo pagando las pintas más caras de toda la ciudad. Eso sí, con música en directo desde la mañana hasta la noche. También pasa por el Merchant's Arch para llegar hasta el Ha'penny bridge o puente del medio penique. Continuando por Dame St llegamos hasta el final donde en frente tenemos la universidad de Trinity College. Si tienes presupuesto ajustado y/o no te gusta pagar por ver cosas, la biblioteca de Trinity es un imprescindible de la ciudad y donde merece la pena gastarse esos eurillos. También deberías visitar todo el campus y si hace buen día llegar hasta la zona de los campos deportivos y tomar una cervecita en el césped comprada en el Pavilion Bar. Pero antes de llegar a Trinity a tu izquierda tendrás un imponente edificio, el Bank of Ireland (o banco de Irlanda) y a tu izquierda otro antiguo banco ahora reusado como restaurante: The bank on college green. No dejes de visitarlo aunque no vayas a consumir nada y de paso baja al baño y verás alguna cámara de dinero.


Biblioteca Trinity College
En la iglesia de san andrés (St Andrews Church) se encuentra la oficina de turismo y a sus puertas la mítica estatua de Molly Malone. Continuando por Suffolk St darás a parar a Grafton St. Grafton St es la calle más mítica de toda la ciudad. Es una calle de comercios en las que encontrarás diferentes músicos callejeros deleitando los oídos del transeúnte. Déjate embelesar por la música y seguro que más de uno de estos "buskers" te dejará con la boca abierta. Al final de la calle está el centro comercial St Stephens Green que es curioso entrar por su arquitectura. A lado tenemos el St Stephen's Green, pero el parque. No es muy grande pero sí merece un paseo para desconectar y en el extraño caso que haga buen tiempo hay muy buen ambiente. Un poquito más apartado pero cerca de este parque tenemos dos parques que te recomiendo visitar son los Iveagh Gardens y Merrion Square Park. El primero porque no está muy concurrido y es bonito, el segundo tiene la estatua de Óscar Wilde que seguro habrás visto en fotos. Por la zona también encontrarás el parlamento irlandés y un par de museos.

Restaurantes y pubs de la zona que recomiendo: Pubs irlandeses: Darkey Kelly's, Auld Dubliner, The Stag's Head, The Hairy Lemon, Foggy Dew, The Long Hall, O'Donoghues, Kehoes y mil más. Para cervecear: The Beer Market, Porterhouse, Bruxelles (con su estatua fuera y su "reservado" en la planta baja de Philip Linnot). Para comer algo que no sea comida de pub: Bunsen (para hamburguesas bien ricas), Corfu (griego a precio aceptable), Sano pizza, Pi, Ramen Bar. Si te gustan los dulces y lo desayunos chic debes ir al Queen of Tarts (eso sí, suele haber cola).

Portobello

Esta zona es la zona de fiesta a la que ir si pasas del turístico Temple Bar. Eso sí, perderás el encanto del pub irlandés con música en directo para encontrar todo tipo de bares de fiesta entremezclados con pubs para beber. Si el día es soleado al final de Portobello dirígete hasta el canal y verás a decenas de personas tiradas a orillas del mismo frente a The Barge cerveza en mano si la policía no está haciendo ronda. Whelan's tiene conciertos todos los días de todo tipo de música, algunos gratuitos otros pagando entrada. El lugar está bastante bien, tiene varias zonas. Si lo que buscas es un lugar de música de petardeo y estudiantes universitarios o de cursos de idiomas, Diceys o DTwo son lo tuyo. Bleeding Horse si buscas algo más auténtico irlandés.
 

The Liberties

Sin duda un barrio muy irlandés en el que encontrarás pubs con solera y precios de pintas imbatibles, mercadillos callejeros, casas de protección oficial y callejones que no invitan a pasar y que contrastan con el lugar más visitado del país: La fábrica de Guinness. También es la zona donde antiguamente había decenas de destilerías. Actualmente se pueden visitar cuatro, todas de moderna construcción: Teeling, Pearse Lyons, Roe & Co y Dublin Liberties. Por la zona recomiendo el turístico pub irlandés Brazen Head (que dicen ser el más antiguo), tiene música en directo varios días a la semana y cuentacuentos. Si te gusta la cerveza la Guinness Open Gate es el lugar donde te sirven cervezas con las que experimentan. Un poco más alejado del barrio está el museo de arte moderno, la cárcel de Kilmainham (interesante visita aunque solo está disponible en inglés) y los bonitos jardines del Irish National War Memorial Park
 
Cárcel de Kilmainham

Grand Canal

Los docklands son la zona moderna de la ciudad, la zona de oficinas acristaladas, algo asi como la city de Londres pero muy en miniatura. En la parte sur del río tenemos la zona del Grand Canal a la que merece la pena llegar paseando para ver el contraste de estas construcciones con el resto de la ciudad.

Qué ver y hacer en Dublín Norte

La zona norte de Dublín siempre ha llevado la etiqueta de la zona pobre y en la antigüedad sí es verdad que los barrios del sur eran los más ricos y los del norte los más pobres. Hoy en día en líneas generales puede resultar así, pero también hay barrios ricos en el norte y barrios muy pobres en el sur. En el norte encontramos zonas interesantes de las que os hablo a continuación.
 

Zona centro 

Como ya he comentado antes, el icono de la zona centro es el Spire que sin duda no te vas a perder. El Post Office es otro icono de la capital y al que te recomiendo entres y si puedes te informes o hagas un tour sobre el "Easter Rising" de 1916 en el ciudad y por qué este edificio es tan importante para los dublineses. Desde el spire sale una calle peatonal hacia el oeste: Henry St. Aquí observarás un bullicio considerable sobre todo los fines de semana, ya que es una calle comercial con varias tiendas y centros comerciales. Cuando la calle cambie de nombre a Mary St llegarás a The Church Café, por fuera es una iglesia pero por dentro es un café restaurante que aún conserva cosas de la antigua iglesia como el órgano. Pasear por el puente y la calle de O'Connell es algo que seguro harás y donde podrás apreciar una de las calles más míticas de la ciudad. En el puente se encuentran las banderas de las cuatro provincias de Irlanda: Ulster, Munster, Leinster y Connacht, las equivalentes a las comunidades autónomas en España. Un paseo por a orillas del Liffey es una buena manera de conocer la ciudad. Si caminas dirección este llegarás hasta un edificio imponente, Custom House o el edificio de aduanas. Por detrás se encuentran la tétrica estación de autobuses y la estación de tren de Connolly. Hasta aquí llegaría la zona centro.

Restaurantes y pubs de la zona que recomiendo: Pubs irlandeses: McNeill's, The Boar's Head, Ryan's Bar, The Celt. Para cervecear/salir: Silverpenny wetherspoon, Pantibar, Sin é, el combo Fibber Magees-Living Room (zona de ver deportes, patio gigante y pub irlandés)...Para comer algo más allá de comida de pub: Takara, Mushashi, Fusciardis, Il Capo para pizzas take away baratas.

The Spire

Docklands

Esta zona realmente cubre parte del norte y sur del río y la he mencionado antes al hablar del Grand Canal. En el norte tenemos la zona del EPIC, el museo de inmigración irlandesa, y varios edificios modernos alrededor de un pequeño puerto (que a veces tiene agua y a veces no). Por la zona hay pubs/restaurantes más hipsters como el Stack A. A orillas del Liffey no te puedes perder las esculturas a la gran hambruna.

Phibsborough

Es un mini pueblo dentro de la ciudad no muy lejos del centro. No es que tenga nada especial para ir a visitar pero sí que es una zona de alojamientos más baratos que en el centro. En esta zona tendrás todo para hacer vida, desde restaurantes y pubs hasta supermercados. Dos de los pubs más míticos de la zona son el McGowan's (cierra tarde) y el Back Page. Al norte de este barrio si cruzamos el canal llegaremos hasta el jardín botánico y el cementerio de Glasnevin. Dos visitas que recomiendo totalmente. El paseo de tejos en el cementerio es precioso. También hay visitas guiadas y tours específicos de las personalidades enterradas ahí, así como de la historia de la ciudad. Entre ambos lugares se encuentra el pub que dicen se sirve la mejor Guinness: John Kavanagh The Gravediggers. Aunque no te guste la espesa cerveza negra, merece la pena entrar a este pub.

Smithfield

Se trata de un barrio totalmente reconvertido y que le ha dado mucha vidilla. En él se encuentra la destilería de Jameson y la cripta de la iglesia de St Michan's (con momias incluidas). Recomiendo los desayunos del Third Space, la comida irlandesa pero elaborada del PHX Bistro y el mítico pub irlandés The Cobblestone (que en estos momentos están luchando para que no se cierre). Al oeste de Smithfield tenemos el museo nacional de irlanda y el museo militar. Y si subimos hacia el norte nos adentraremos en el barrio de Stoneybatter, con bastante vidilla, comercios, pubs y restaurantes.

Dos ciervos en Phoenix Park

Phoenix Park

Una visita a Dublín no está completa si no se visita este inmenso parque, de los más grandes de Europa. En él está el zoo, la embajada de EEUU, la casa del presidente irlandés, una cruz gigante construida para la visita del Papa, un obelisco, un fuerte...y muchas cosas más. Es ideal para pasear o para hacer en bicicleta. No te pierdas la infinidad de ciervos que hay en el parque, suelen estar por la zona de los campos de rugby. Si no los encuentras pregunta a los lugareños que seguro te dicen donde podrás verlos.


En este reel de mi instagram podéis ver un paseo por la ciudad:



Alrededores de Dublín

Si te apetece salir de la ciudad y visitar algo de las cercanías de la misma sin disponer de vehículo propio aquí te dejo mis recomendaciones de excursiones de un día. A todas ellas se puede acceder en transporte público ya sea en bus o en tren que quizá sea más cómodo. Para saber qué bus o tren coger puedes mirarlo en las páginas oficiales de trenes y buses. De nuevo dividimos excursiones al norte y al sur.
 
Camino Bray a Greystones

 

Excursiones de un día hacia el norte

  • Brú na Bóinne. Cerca de la población de Drogheda, accesible en tren y bus, se encuentran las tumbas del valle del río Boyne. Para llegar a ellas desde Drogheda puedes coger un taxi o un bus. Se trata de una de las excursiones más interesantes al norte de la Dublín. Se trata de una congregación de túmulos de los que actualmente podrás visitar Knowth y Newgrange. Si te gusta la prehistoria la verdad que merece la pena. En algún momento escribiré una entra específica al respecto, de momento tienes más información en su página web.  
  • Castillo de Trim. Conocido como el castillo de William Wallace (ya que braveheart se rodó en parte allí) es una visita agradable a esta pequeña población con tan imponente castillo. Se puede llegar en autobús desde la capital y se tarda cerca de una hora.
  • Howth. La excursión que todo el mundo hace. Howth es una península con un pueblito pesquero donde se come buen pescado fresco y donde se puede comprar marisco. Puedes hacer la caminata inversa hasta Sutton o hacer el camino hasta el faro por los acantilados. Suele haber focas cerca del puerto esperando a los barcos que vienen de faenar. Si vas en fin de semana hay un mercado. El pueblo se peta de gente los findes. Para llegar hay tren hasta Howth.
  • Burrow Beach. Una playa recluida y nada masificada. En marea baja podrás hacer una caminata junto al mar desde aquí hasta Howth. Cuidado con la marea que suben muy rápido. Para llegar coge el tren hasta Sutton.
  • Malahide. Bonita población con un castillo y unos jardines. Otra de las excursiones típicas. Se llega en tren.
  • Bull Island. Una pequeña isla unida por dos puentes a las afueras de Dublín. Según sea marea baja o alta lo que verás será muy diferente. Tiene una playa enorme para pasear. Suele hacer mucho viento. Para llegar coge el tren o bus hasta Raheny o también el bus hasta Dollymount. 
  • Donabate. La población en sí no tiene mucho atractivo, pero si quieres hacer una caminata hasta la playa salvaje la zona merece la pena. Hacia el lado contrario está el parque de Newbridge que está genial para hacer barbacoa y dar un paseo.
  • Portmarnock. Una larga playa de arena si has tenido la suerte de aparecer en uno de esos días extraños de sol y calor. Se llega en tren y luego una larga caminata a la playa.
  • Skerries. Accesible en tren. Aquí destacan unos molinos de viento, una población agradable para pasear y unas islitas al fondo con el mismo nombre.

Glendalough
 

Excursiones de un día hacia el sur

  • Glendalough. Otra de las excursiones típicas. Si buscas naturaleza cerca de Dublín, una escapada a Glendalough es lo que deberías hacer. Se trata de un lago un valle (glen) con varias caminatas. Solo hay un bus que llega hasta allí con una compañía privada. Atento a los horarios porque hay caminatas que llevan mucho tiempo hacer y no te dará tiempo a llegar y coger el bus de vuelta. Tienes la opción de hacer noche allí o de buscar una excursión con alguna compañia. La caminata más larga: Spinc and Wiclow Way te llevará al menos 4h y cuarto. Eso sí, es la más bonita de todas, es durilla, pero altamente recomendable. Las vistas desde las montañas al lago son impresionantes. 
  • Dún Laoghaire (pronunciado "Dunliri"). Una población costera más señorial, con un puerto agradable para dar un paseo y poblaciones y playas cercanas como Monkstown y Blackrock. En Sandycove está el mítico Forty Foot desde donde la gente salta a bañarse al mar.
  • Dalkey. Un pueblo pequeñín pero cuqui. Si te acercas al mar verás la isla de Dalkey a la que hay barcos que la visitan.
  • Killiney Strand. La playa del sur de Dublín más grande. Desde aquí recomiendo hacer la caminata hasta Dalkey, con unas vistas maravillosas. El tren a Killiney te deja en la playa.
  • Bray. Otra de las excursiones más típicas. Se trata de una ciudad con un paseo marítimo agradable. Además desde ahí sale el camino Bray-Greystones que es muy recomendable y va a lo largo de la costa.
  • Greystones. Final o principio de la caminata. Lo bueno que ambas localidades tienen tren, así que no tendrás que volver a tu punto de partida para volver a la ciudad. Todo el mundo acaba o empieza la caminata en el Happy Pear.
  • Wiclow. Ciudad costera. Tienen varias caminatas por la zona y una cárcel que se puede visitar. El tren te deja a una caminata del centro de la ciudad.
 
 
Espero que te haya servido la entrada, se me han quedado muchas cosas en el tintero pero creo que lo más importante está dicho. Para cualquier duda o info escribe en comentarios, en RRSS o usa el formulario de contacto. 

Slán!

You May Also Like

0 comments