Bernese Oberland: la joya suiza

by - julio 19, 2022

La Bernese Oberland o las highlands Bernesas son para mí, sin lugar a dudas, la zona de montaña más bonita donde haya estado. Si pienso en un lugar bucólico que parece sacado de la serie de Heidi, sin duda esta zona es la que me viene a la cabeza. Visité la zona allá por abril de 2014 y desde entonces siempre ha estado arriba en mi lista de lugares a volver. En esta entrada voy a intentar recoger mis impresiones y algún que otro consejillo.
 
Vistas desde el tren de las "highland" bernesas

¿Dónde se encuentra?

La Bernese Oberland se encuentra en Suiza, en la parte sur del cantón de Berna, al norte del cantón de Valais. En ella se encuentran  al norte los lagos Thuner y Brienzer y al sur los alpes berneses que separan los dos cantones. De hecho, el pico más alto está justo en la frontera entre el cantón de Valais y el de Berna, el Finsteraarhorn de 4274m. Es alrededor de los lagos donde se encuentran las ciudades más grandes de la zona, que de este a oeste son: Thun, Spiez, Interlaken, Brienz y Meiringen. De las cuales, Interlaken es considerada la capital de la zona.
 

Transporte

Para llegar hasta allí la comunicación con la capital Suiza es bastante buena. Mi recomendación si no disponéis de coche es que os mováis en tren. Eso sí, el transporte está lejos de ser barato. Podéis echar un ojo al Swiss Pass que te permite coger todos los trenes, buses y barcos que quieras durante 3, 4, 6, 8 o 15 días consecutivos por toda Suiza (puedes ver el mapa aquí). Los precios los podéis mirar en su página web, pero oscilan entre los 237€ del pase de 3 días hasta los 438€ del de 15 días (precios a día de la publicación de esta entrada). Hay más opciones que según vuestro itinerario os vendrá mejor o peor. Hay un pase por 123€ que te permite pagar la mitad de la tarifa de cualquier transporte incluido en el mapa. Hay algunas líneas no incluidas y algunos teleféricos que tampoco, pero si tienes el pase hay algún tipo de descuento. Otra opción es el pase regional de las Bernese Oberland, de precio similar al Swiss Pass pero con acceso a más teleféricos y trenes cremallera de la zona. Para que os hagais una idea de los precios sin pase un trayecto Berna-Interlaken (unos 45min) cuesta alrededor de 14€. Donde se van los precios es en cuanto se incluyen teleféricos: subir hasta el Shilthorn desde Interlaken y volver cuesta unos 128€. Con los pases anteriores el mismo trayecto serían 43€ (o 62€ si es el de mitad de tarifa). Así que conviene saber a dónde vais a querer ir y qué teleféricos usar para comprar uno u otro pase. Los precios sin pase de los teleféricos los podéis buscar en cualquier buscador y los de tren los podéis comprobar en esta web

Qué visitar

La zona de las "highlands" bernesas no es que sea muy extensa pero tiene tantos lugares que no sabrás dónde emplear tu tiempo. Pese a que sé que me dejo en el tintero alguna zona interesante (que tengo por visitar) como los valles del Simme y del Kander, las tres zonas que voy a comentar son las más bonitas de la zona.

Interlaken y zona de los lagos

Interlaken es la capital de la zona, la ciudad en sí no es que sea muy atractiva para visitar, pero tiene mucho ambiente y está en una localización envidiable para explorar la zona. Se encuentra, como su nombre indica, entre lagos.  Si vienes de Berna en tren quedarás boquiabierto al ver el lago Thun desde el tren rodeado de montañas y con unas aguas turquesas. Al lado de la ciudad tienes el mirador Harder Kulm a 1322m, al que puedes acceder andando o en teleférico. Las vistas de los lagos y la zona son para no perdérselas. Además es un lugar ideal para empezar una buena caminata, ya que salen bastantes senderos desde allí.
 
Interlaken y lago Thun desde Harder Kulm

Saltando en el Harder Kulm y el lago Brienz de fondo

Schynige Platte. Esta meseta situada a casi 2000m es una excursión perfecta y cercana desde Interlaken. Allí disfrutarás de las vistas de toda la zona. Hay dos senderos muy famosos que salen desde allí: el Panoramaweg, fácil y circular (se tarda unas 2h) y el Faulhornweg ya bastante más avanzado, de unos 15km y unas 5h de caminata. En los meses de verano existen salidas en las noches de luna llena por este sendero que dicen son una experiencia única. 
 
Thun. Ciudad más occidental de los lagos. A pocos kilómetros empieza el lago con su mismo nombre. La ciudad es pequeña y bonita. Tiene un castillo que hoy es un museo. El caso antiguo es una preciosidad y con los Alpes de fondo mucho más. Sin duda una parada que no te decepcionará.
 
Spiez. Continuando hacia el este por el lago Thun llegamos a esta pequeña población rodeada de viñedos situada en una bahía del lago. Es un lugar muy tranquilo si buscas relax, aquí lo encontrarás. Tiene un castillo con unas vistas magníficas.
 
Brienz. Localidad en la orilla norte del lago que lleva su nombre. Es una población tranquila donde encontrarás muchos gnomos de madera y flores en los balcones de las casas. Desde ahí puedes subir al Brienzer Rothorn (pico de 2350m) con el único tren a vapor de todo Suiza (o en el menos impresionante teleférico). Las vistas desde arriba te las puedes imaginar. Si coges un barco hasta la orilla sur puedes admirar las impresionantes cascadas de Giessbach (también puedes llegar en barco desde Interlaken).
 
Meiringen. La ciudad más oriental de la zona de los lagos.  No es una ciudad muy atractiva de no ser por las cascadas cercanas de Reichenbach y el Museo de Sherlock Holmes. y ¿por qué un museo de este personajee de un escritor británico? Pues por la sencilla razón que en sus novelas (atención spoiler), Watson encuentra los restos de la última batalla entre Sherlock y Moriarti en estas cascadas donde el protagonista parece haber muerto cayendo por un precipicio. 

El lago Thun y los Alpes Berneses

 

También te puede interesar: Corea del Sur un destino a la altura

 

Valle de Lauterbrunnen

A pies del Eiger (3967m), Monch (4110) y Jungfrau (4158m) se encuentra este precioso valle en el que la naturaleza no deja de impresionar. El nombre del valle significa primavera (brunnen) despejada (lauter)

Lauterbrunnen. Es una agradable población desde la que comienzan diversos senderos y desde la que se accede a poblaciones más icónicas como Wengen o Mürren. En las cercanías hay varias cascadas como las de Staubach desde donde cae el agua a 297m casi como una fina lluvia y las espectaculares y sonoras de Trummelbach.

Wengen. Es una preciosa y fotogénica población alpina en la que en invierno se convierte en un resort para esquiar.

Lauterbrunnen

Mürren: para mí, de los sitios más bonitos que he visitado en mi vida. Y ya no solo por la preciosa población sino por las vistas del valle de los impresionantes picos Eiger, Monch y Jungfrau. Se encuentra a unos 1600m y es una zona muy típica para hacer salto base, ya que la espectacularidad de panorama y lo escarpado de sus montañas la hacen ideal. El verde valle abajo, contrasta con el nevado de las gigantescas montañas y los pequeños poblados que salpican toda la zona. En invierno hay pistas para esquiar, pero sin duda es en primavera cuando florece el valle cuando más vas a disfrutar de este lugar. Con infinidad de senderos, destaca valle abajo las 72 cascadas cerca de Stechelberg. Una pequeña caminata (40min) llega hasta la pequeña población de Gimmelwald que batalla con Múrren por ser la población más bonita. Si quieres subir a más altura tienes teleféricos que te llevan al Birg y al Schilthorn (2970m), en este último hay un mirador 360 de toda la zona.

Jungfrauhoch: Se trata de la estación de tren más alta de Europa a 3454m. El trayecto hasta allí es muy caro unos 200€ i/v desde Interlaken o Grindelwald, pero si el día está despejado ya solo el viaje tiene que ser una experiencia maravillosa. Si a esto le unimos las vistas desde el mirador en la estación de tren…puede ser algo que hacer una vez en la vida. Además, allí hay varias actividades para hacer como un palacio de hielo, actividades de nieve, etc.
 
Mürren

 

Paseando por Mürren con vistas al valle
 

 Valle de Grindelwald

Grindelwald: Población estación de esquí con vistas envidiables y nombre de mago de la saga de Harry Potter (no, no hay museo de HP). El enclave es maravilloso para realizar todo tipo de caminatas en primavera y verano y disfrutar de las vistas. Cercana está la garganta de Gletscherschlucht. También desde Grindelwald puedes acceder al First Cliff Walk, que es un sendero a 2160m de altura por pasarelas pegadas a los acantilados. Desde allí puedes acercarte al lago Bachalp. Otra ruta interesante es la que lleva hasta el glaciar Oberer Gletscher. También hay varios funiculares que te llevan a otros picos desde donde disfrutar de las vistas de la zona. El funicular más largo de Europa se encuentra aquí y lleva hasta el pico de Männlichen, la montaña que separa Grindelwald del valle de Lauterbrunnen. Desde allí las vistas son espectaculares de todo el valle y los tres grandes picos: Eiger, Mönch y Jungfrau.

Kleine Scheidegg: uno de los senderos maravillosos de esta zona que une Grindelwald con Wengen al oeste. Son unos 15km y de unas 6h de duración. 
 
Pico Eiger en las Bernese Oberland

Como habrás visto es un viaje que no te puedes perder y que vas a disfrutar si el tiempo acompaña, así que espero haberte dado una idea y haberte metido el gusanillo de conocer esta zona maravillosa.

 

 

Para cualquier duda o pregunta que os surja podéis escribir un comentario o contactar por redes o la página de contacto. Si te ha gustado y ayudado lo que has leído y quieres invitarme a un cafecito lo puedes hacer pinchando aquí.


You May Also Like

2 comments

  1. Una autentica maravilla de paisaje.
    Muchas gracias por compartir estos lugares.

    ResponderEliminar